La estructura de la clásica medialuna talquina fue desarmada y reconstruida para tener más capacidad, además de un escenario y otras instalaciones que permitirán albergar competencias nacionales.