Bajo la administración comunal de Juan Castro Prieto, en Talca se construyeron aproximadamente 530.000 m2 de áreas verdes, las que fueron un aporte directo para la calidad de vida de los talquinos, fomentando el deporte y las actividades recreativas.