Este nuevo plan incluyó documentos como un estudio de valor patrimonial, de posibilidades viales, factibilidad sanitaria y estudios ambientales. Con esto, se dio impulso al cambio de imagen que ha experimentado la ciudad de Talca.