Nuestra mayor fortaleza

Nuestras familias son el principal impulso para salir adelante, para lograr nuestros objetivos, y el principal apoyo en las distintas circunstancias de la vida. Yo me crié en un grupo familiar grande, éramos siete hermanos, y mis padres siempre lucharon porque no nos faltara nada. Si bien éramos muy humildes, nunca nos faltó para comer, y con el esfuerzo y sacrificio de mis padres en el campo, pudimos pavimentar nuestro propio camino.
Mi madre siempre me decía, “ustedes, mi familia, son mi mayor fortaleza, quienes me dan la fuerza para luchar cada día”. Y creo que para la mayoría de las personas, así es. Todo lo hacemos pensando en nuestras familias, en que nuestros hijos puedan tener una buena calidad de vida, en que puedan tener las oportunidades que muchos no tuvimos, que puedan acceder a buena educación. En definitiva, que sean felices.
Eso es lo que nos mueve, lo que nos da la fuerza para luchar incansablemente; y claro, como mi madre decía: son nuestra mayor fortaleza, pero también, a veces, nuestra mayor debilidad. Es que cuando uno de los nuestros está en problemas, todos nos movilizamos para ayudarlo, cualquier inconveniente de alguno lo hacemos nuestro, y dejamos todo en segundo plano por tratar de salir adelante juntos si se presenta un problema.
Por lo mismo, creo que debemos velar por los intereses de la familia chilena. Por ejemplo, las dueñas de casas deben tener más derechos, como pensiones dignas en la tercera edad, algo mucho mejor que la Pensión Básica Solidaria de Vejez. Una vida entera dedicada a la familia, debe ser bien retribuida. Muchas mujeres postergan sus propios sueños, por hacer realidad los de sus seres queridos.
En lo personal, creo que formar una familia, es uno de los principales objetivos en la vida de una persona. Acompañar a nuestros hijos en cada etapa de su vida, conversar y resolver juntos los problemas que se nos presenten, celebrar juntos los momentos importantes de cada uno y, sobre todo, estar junto a los nuestros incondicionalmente, porque cada uno es la mayor fortaleza del otro.

Add Comment