Saber cómo hacerlo…

Muchos me recuerdan por la frase ícono “sabe cómo hacerlo”. Hasta el día de hoy cuando recorro las calles de Talca la gente me grita con cariño: “Juanito Castro, sabe cómo hacerlo”. Un título universitario, o una carrera de años en una institución, no aseguran el éxito. Para saber cómo hacerlo, y obtener ese reconocimiento público, hay que tener calle, superar etapas en la vida, y tener claro que todo cuesta esfuerzo y sacrificio.

Cuando era alcalde de Talca y una persona iba a tocar mi puerta, siempre trataba de hacerme el tiempo de atenderla. Muchas veces con mi equipo nos quedábamos hasta largas horas de la noche escuchando a los vecinos; debo reconocer que, en muchas oportunidades, no podíamos dar solución a sus problemas, pero siempre nos agradecían el tiempo que nos tomábamos para escucharlos. Para todos ellos sí supe cómo hacerlo.

No puede ser que una autoridad cite a una persona a su oficina y la deje esperando horas y horas, y que después salga por la puerta de atrás sin siquiera mirarlo a la cara. Menos si es que en estos cargos de privilegio nos ponen ellos: los vecinos, la gente común y corriente que sueña con vivir en un lugar mejor y con salir adelante. Para saber cómo hacerlo, lo primero que hay que tener claro es que el respeto por los demás es fundamental.

Jamás debemos olvidarnos de quien alguna vez nos tendió una mano, de aquellos que estuvieron hasta largas horas de la noche junto a nosotros trabajando por nuestros objetivos. Yo hoy quiero hacer un reconocimiento a todos aquellos que me ayudaron y me guiaron por el camino correcto para saber cómo hacerlo. Imposible no estar agradecido, si hasta el día de hoy veo inaugurar obras en Talca que dejamos listas cuando fui alcalde.

Hoy ya llevo 10 meses como senador, y aún no sé si sabré cómo hacerlo. Lo que sí les puedo asegurar es que día a día me esfuerzo por dar lo mejor de mí. Siempre voy de frente y reconozco mis errores, y les juro que trabajaré duro por hacer que la capital del Maule retome la senda del crecimiento perdida, y que toda la región pueda ser un mejor lugar para vivir.

Add Comment