¿El corazón de Chile o una región marginada?

Región agrícola por excelencia ubicada entre las dos grandes urbes del país. Más que una ventaja pareciera ser un punto de tope para optar al desarrollo que por tantos años nos ha sido esquivo, por la excusa de que estamos cerca de todo. Cuando asumí como senador entregué mis propuestas para el Maule al Presidente Piñera formalmente en un escrito que contenía diez ideas. Varias tratan de conectividad, como la construcción de un puerto, un tren rápido, y un aeropuerto.

La última obra mencionada hoy ha tomado un gran auge mediático en la zona debido a que el Ejecutivo anunció la modernización de 17 aeropuertos en Chile, inversión de 1.442 millones de dólares. Una gran medida, por cierto, pero una vez más deja al Maule fuera de una tremenda y millonaria inversión. Es cierto que hablamos de mejoras para aeropuertos ya existentes, pero en este caso ni siquiera se contempló una inversión a aeródromos del Maule.

Tal vez hablar de un aeropuerto de pasajeros sea una utopía para muchos, claro está  por la falta de pasajeros y por estar cerca de dos grandes terminales aéreos, como lo son los de Santiago y de Concepción. Pero no olvidemos que la conectividad no pasa solo por eso, sino que también por la capacidad de exportación directa de la zona.

Pensar en un terminal aéreo no es para nada descabellado si tomamos en cuenta lo siguiente: El aeropuerto Internacional de Santiago, Nuevo Pudahuel, está siendo remodelado para mejorar la capacidad de pasajeros y carga; todavía así, lo más probable es que muchos vuelos  seguirán siendo desviados a Mendoza o Concepción para esperar aterrizaje por sobredemanda.

Entonces sería muy conveniente que las autoridades pertinentes hicieran un estudio en la región para ver la posibilidad de que algunos de nuestros aeródromos como Curicó, Talca o Linares, los cuales se encuentran cercanos a la ruta 5 Sur, pudiesen crecer para ser una alternativa viable a Pudahuel, y convertirse en una opción mucho más cercana y económica. Además, favorecería considerablemente el desarrollo del Maule, el corazón de Chile, que hasta el momento sigue desconectado y marginado en esta materia.

He oficiado a la Dirección de Aeropuertos de Obras Públicas para ver la posibilidad de realizar un estudio donde se confirme lo que planteo, y para conocer formalmente otras razones por la cuales construir un aeropuerto en el Maule es factible.